Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       -> Curiosidades <-

10 razones por la que debes usar AJO a diario y cómo debes hacerlo.
Por Guru en Diciembre del 2017 en Curiosidades

Seguinos en Pinterest

¿Podría convertirse el ajo en el medicamento milagroso del futuro?

Encontrar tantas virtudes en un tubérculo tan pequeño, parece hasta una utopía. El ajo tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias, anticolesterol, antioxidantes, anti alérgicas, ¡e incluso afrodisíacas!

Se utilizaba ya desde hace más de 5000 años en las estepas asiáticas y en la Roma antigua se lo consumía como un antídoto contra el veneno. A partir de allí, cada vez se fueron descubriendo más y más virtudes hasta el punto de que hoy tomamos al ajo como un remedio natural capaz de prevenir e incluso curar ciertas enfermedades.

Gracias a sus ácidos fenólicos, el ajo actúa como un antiséptico poderoso del sistema digestivo y del aparato respiratorio. Su efecto fluidificante sobre la sangre y su capacidad para disolver los pequeños coágulos podrían frenar la evolución de la arteriosclerosis. Por otra parte, sus principios activos azufrados dilatarían las arterias coronarias, contribuyendo prevenir la angina de pecho.

Al consumirlo de manera regular, puede ayudar a prevenir el cáncer de estómago, de colon y recto y sería eficaz contra los parásitos intestinales. También podría ayudar a propiciar una buena digestión favoreciendo el desarrollo de la flora intestinal, gracias a la inulina, un probiótico que contiene de manera natural.

A todas estas ventajas, debemos agregar su efecto preventivo y terapéutico contra los resfríos, su alto contenido en vitaminas A, B, C y E y también a la presencia de alicina, una molécula antibiótica.

Veamos casos puntuales en donde el ajo juega un rol importante como preventivo e incluso, como remedio natural.





1) Enfermedades cardiovasculares.

La American Heart Association, publica recomendaciones alimentarias que permiten prevenir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, por ejemplo un consumo elevado de frutas y verduras, así como la preferencia por productos a base de cereales y semillas y lácteos descremados.

Basándose en numerosos resultados de estudios, la AHA; propone una lista de alimentos específicos que presentarían un cierto efecto cardioprotector. El ajo forma parte de estos alimentos, al igual que las nueces, la soja, las leguminosas y el té; y su consumo se agrega a las recomendaciones de base con el fin de prevenir enfermedades cardiovasculares.

La mayoría de los estudios que evaluaron el efecto del ajo sobre los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, como la presión arterial elevada, el colesterol y la glucosa en sangre, fueron realizados con suplementos o extractos de ajo, de manera de aislar los principios activos. De manera global, estas investigaciones demuestran una tendencia por parte del ajo para disminuir ligeramente los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre.

En dos de estos estudios, el consumo cotidiano de 3 g y 10 g de ajo fresco durante respectivamente 16 y 8 semanas, contribuyó a una disminución del colesterol.

2) Previene el cáncer.

Varios estudios indican un efecto positivo del consumo de ajo en la prevención de ciertos tipos de cáncer. Aparentemente, puede reducir los riesgos de cáncer de estómago, de garganta, de esófago, de colon y de ovario. Además, el ajo aumenta los niveles de combatividad del sistema inmunitario y ayuda al cuerpo a combatir de manera más efectiva las células cancerosas.

3) Contribuye a la pérdida de peso.

El ajo contiene muy escaso aporte calórico y es rico en potasio, en calcio, en vitamina A y C además de combatir de manera eficiente el colesterol malo y favorecer la eliminación de líquidos. De igual manera, estimula el metabolismo y permite quemar calorías. Además, el consumo de ajo envía al cerebro señales de saciedad al momento de consumirlo, algo que redunda en un beneficio para tu silueta.

El ajo es sumamente beneficioso para la salud pero también debemos tomar en cuenta que como todo lo bueno, debe ser medido. Incluya ajo en sus hábitos alimentarios combinado con otras comidas en lugar de ingerirlos enteros. Recuerde que el ajo en exceso puede ocasionar problemas digestivos, diarreas y mal aliento.

4) Contra las verrugas.

¿Alguna vez te reíste cuando tu abuela te decía que el ajo puede curar las verrugas? Bien, no es ningún disparate porque con tan sólo frotar la parte interna de un ajo sobre una verruga, podrás eliminarlas poco a poco.

Protege la piel alrededor de la verruga para que la acción del ajo no la dañe. Aplica hasta que la verruga desaparezca.

5) Contra el acné.

De la misma manera que podemos eliminar las verrugas con el ajo, también podemos combatir el acné. Las propiedades antisépticas y antibacterianas del ajo permitirán evitar las inflamaciones de la piel.

6) Aleja los mosquitos.

Tal vez sea el olor u otra cosa que aún se desconoce, pero lo cierto es que los mosquitos detestan el ajo.

Un estudio realizado en la India descubrió que las personas que se habían frotado en brazos y piernas una mezcla a base de ajo, no recibían picaduras de mosquitos.

Prepara una solución a base de aceite de ajo, vaselina y cera de abeja para obtener un repelente de mosquitos natural, o bien corta varios ajos y colócalos cerca del lugar en el que te encuentras.

7) Para proteger las plantas.

Los insectos que dañan el jardín repelen el ajo. Prepara un insecticida natural a base de ajo, aceite mineral, agua y jabón líquido. Vierte todo en una botella con vaporizador y rocía tus plantas para alejar a los insectos dañinos.


8) Para retirar una astilla.

Suena realmente muy extraño, pero muchos aseguran que este truco con ajo para quitar las astillas, funciona.

Nada como tener una astilla clavada en los dedos o las manos provocando un dolor punzante y constante. El remedio consiste en cubrir la astilla con una “rodaja” de ajo y vendar la zona afectada. Un remedio casero que al parecer, tiene muchos años.

9) Previene y cura resfríos.

Los antioxidantes que contiene el ajo, lo convierten en un ingrediente poderoso para ayudar al sistema inmunitario a combatir los resfríos. Incluye ajo en todas tus comidas a diario si estás atravesando un resfrío y bebe té de ajo para prevenirlo.

Pica uno o dos dientes de ajo y prepara una infusión. Cuela y bebe. Puedes agregar un poco de miel o jengibre para mejorar el sabor.

10) Alivia la psoriasis.

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel de origen autoinmune. Si bien no es contagiosa, se sospecha que existe una predisposición genética.

Esta enfermedad causa picazón y parches dolorosos con engrosamiento de la piel que se irrita y se descama.

El ajo, con sus propiedades antiinflamatorias ya comprobadas, podría ser útil para aliviar la incomodidad de los síntomas de la psoriasis. Prueba masajeando un poco de aceite de ajo en las zonas afectadas para suavizar la piel y aliviar la picazón.

¡Cuántos beneficios en un “envase” tan pequeño!

¿Qué te parece probar una sopa muy original? Y claro, nuestro ingrediente estrella es el ajo. ¿Te animas a una sopa de ajo? Si estás dispuesta a innovar en la cocina, aquí abajo esta receta que sorprenderá a tu familia.

Ingredientes:

- 8 dientes de ajo bien picados.

- 1 huevo.

- 1 rama de tomillo.

- 1 cucharada de aceite de oliva.

- 1 litro de agua.

- Sal y pimienta, a gusto.

Preparación:

- En una cacerola, incorpora el ajo, el tomillo, el aceite de oliva, el agua y luego condimenta.

- Hierve todos estos ingredientes a fuego suave durante 10 minutos.

- En un recipiente pequeño, bate el huevo y agrega medio vaso del caldo de cocción mientras sigues batiendo.

- Incorpora el huevo al caldo de la cacerola y mezcla. ¡La sopa esta lista!

- En cada plato, coloca una rodaja de pan tostado y vierte la sopa. Esta combinación de pan crujiente le dará una muy buena textura a tu sopa.

- ¡Sirve y disfruta!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste