Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Curiosidades

La gente no renuncia a su trabajo, sino a sus pésimos jefes
Por Guru en Enero del 2019 en Espiritualidad

Seguinos en Pinterest

¿Cuántas veces hemos escuchado la frase: “el trabajo dignifica”? Claro que sí. El trabajo dignifica, nos hace sentir útiles, es nuestro medio de vida, es una manera de progresar y muchas cosas más. Pero cuando el trabajo se convierte en un lugar de desencuentro, de malas caras o de exigencias absurdas, entonces es cuando pensamos seriamente en buscar una segunda alternativa.

A menudo escuchamos que los jefes se quejan de que sus mejores empleados dejan sus trabajos. Los tratan de desagradecidos, de desleales o incluso de que no quieren trabajar, pero… ¿Y si el problema fueran ellos mismos? Rara vez los jefes hagan un análisis de conciencia y piensen qué pudieron haber hecho ellos para que sus mejores empleados los abandonen.

Tal vez el problema no sean los empleados, sino que éstos dejan sus trabajos, no por el trabajo en sí, sino porque ya no pueden lidiar con su jefes.

Hoy veremos algunas de las razones por las cuales buenos empleados dejan buenos puestos de trabajo.

1) Sobrecarga laboral.

Un empleado excedido en sus tareas, rápidamente se verá desbordado y agotado. No tiene sentido “exprimirlo” al máximo porque el resultado será contraproducente.

Muchos empleados consideran “un castigo” tener un buen rendimiento laboral, ya que todo recae sobre sus espaldas.

Un estudio de la Universidad de Stanford reveló que la productividad disminuye cuando la semana laboral se excede de 50 horas.

Recomendación para el jefe: si tienes un buen empleado, asegúrate de compensarlo con un aumento de sueldo o una promoción. Esto le hará ver que su carga laboral está siendo considerada. De lo contrario, es lógico sentirse descorazonado y querer cambiar de trabajo.





2) Falta de consideración.

Todos necesitamos sentirnos apreciados y valorados. Agradecer haberse quedado un rato más, apreciar un trabajo bien hecho o tomar en cuenta la rapidez con la que se hizo el trabajo, son detalles que los empleados necesitan para sentirse motivados. Siempre que alguien trabaja duro y es dedicado, necesita sentir el reconocimiento.

Recomendación para el jefe: piensa en algo que haga sentir apreciado a tu empleado. ¿Un aumento de sueldo? ¿Algo de tiempo libre adicional? ¿Más días de vacaciones?

3) Falta de compromiso.

Hoy más que nunca, los empleados nos preguntamos cuál es nuestro verdadero rol en nuestro trabajo. Sobre todo los más jóvenes, siempre quieren sentir que hacen un aporte importante y es por eso que cuando no se sienten motivados o reconocidos, tampoco se sienten comprometidos. Esta es una de las principales razones por las cuales los jóvenes abandonan sus puestos de trabajo.

Recomendación para el jefe: concede a tus empleados la oportunidad de hacer cambios para que sientan que tienen participación directa en su lugar de trabajo. Sentirse comprometido creativamente conduce a mayor eficacia a nivel laboral.

4) Falta de estímulo intelectual.

Si siempre realizamos las mismas tareas aburridas y rutinarias; si siempre realizamos las mismas tareas fáciles y simples que no presentan desafíos, es inevitable buscar algo que nos genere más emociones.

¡Todos queremos y merecemos un desafío intelectual!

Recomendación por el jefe: alienta a tus empleados a buscar nuevas cosas para hacer y a que aporten sus propias ideas. Esto también hace a un buen líder.

5) Promesas incumplidas.

Siempre que tus empleados hagan un pedido y se les prometa considerar su solicitud, pero la respuesta nunca llega… las consecuencias pueden ser desastrosas.

No cumplir con un compromiso asumido se lee como una falta de respeto, indiferencia y egoísmo. Los empleados se preguntan por qué deben asumir compromisos y cumplirlos cuando sus jefes no hacen lo mismo. No es de extrañar que los empleados busquen nuevos puestos de trabajo ante semejante indiferencia y falta de consideración.

Recomendación para el jefe: ten en cuenta que cada vez que haces una promesa, estas asumiendo un compromiso y estás poniendo en juego tu imagen. Al no cumplir, te muestras desaprensivo, deshonesto y poco confiable. Esa imagen no inspira ningún respeto.

¡Qué bueno es trabajar en un lugar en donde se nos tome en cuenta! Los empleados necesitamos sentir que somos valorados y necesitamos trabajar dentro de un ambiente ameno y cordial para que los resultados sean los mejores.

Nadie quiere ser maltratado por un jefe y cualquiera que no se sienta a gusto, dejará su lugar de trabajo en cuanto se presente la oportunidad. Si un jefe considera que sus empleados son valiosos, debería reconocerlo con palabras y con hechos concretos.

¿Crees que los empleados dejan sus trabajos más por sus jefes que por otros motivos? ¡Cuenta tu experiencia y comparte!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste