Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

Estos son los efectos de los smartphones y Ipads en los menores de 2 años.
Por Guru en Octubre del 2017 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

Todos los padres sabemos que los más chiquitos se sienten irremediablemente atraídos por los dispositivos electrónicos que prácticamente no faltan en ninguna casa.

Y entonces se plantea el interrogante de saber hasta qué punto siendo tan pequeños podemos permitirles jugar con estos aparatos aún cuando somos conscientes de que no podemos apartarlos por completo de la tecnología ya que forma parte de nuestras vidas.

Muchos estudiosos del tema desarrollaron teorías a favor y en contra del uso de smartphones o Ipads por parte de bebés aun cuando existen aparatos diseñados especialmente para ellos o aplicaciones destinadas a captar la atención de los pequeños.

Esta es una verdadera encrucijada, pero vamos a aclarar un poco el panorama exponiendo los pro y los contra del uso de la tecnología por parte de los más chiquitos.

Argumentos en contra:

Si bien ningún estudio hasta el momento ha probado la toxicidad de estos aparatos electrónicos en nuestros niños, el Dr. Serge Tisseron, psicólogo y psiquiatra, especializado en infancia considera que se deben tomar ciertas precauciones al respecto porque el uso de estos aparatos debe llegar después de que los niños realizaron otros aprendizajes y como complemento de otros juegos que les permitan desarrollar nociones de espacio y tiempo.

Asimismo, el psicólogo Michael Sorna no cree que los dispositivos tengan algún tipo de cualidad pedagógica ya que los niños sólo ven en él un juguete.

La coordinación mano-ojo es la primera competencia que adquiere un bebé y si bien la tablet le permite ejercitar esto, no lo deja lugar al desarrollo de la motricidad fina.

Estos profesionales se quejan de que los fabricantes pretenden vender estos aparatos con argumentos que ellos consideran débiles, afirmando que los niños “desean” tener unos de estos aparatos, cuando en realidad no llegarían a ellos si no fuera porque los padres se los proveen.





Otros especialistas van aún más lejos en sus teorías y creen que los dispositivos electrónicos podrían ser nefastos para los niños. Aumento de peso, retraso en la aparición del lenguaje, déficit de concentración y atención y trastornos del sueño podrían ser las consecuencias de permanecer durante mucho tiempo inmóvil frente a una pantalla.

Indican que este es momento para que los niños tomen conciencia de sus cuerpos y desarrollen los sentidos jugando con objetos tridimensionales, hojeando un libro o armando rompecabezas.

Los bebés poseen zonas cerebrales que aún no están conectadas entre ellas. Necesitan realizar actividades que creen un lazo entre estas diferentes zonas sensoriales. Deben aprender a tomar un objeto con sus manos, llevarlo a la boca, arrojarlo, escuchar el ruido que hace y correr detrás para volver a atraparlo. Las tablets no permiten esto y distraen al bebé de las actividades que necesita para su desarrollo.

Argumentos a favor:

La investigadora Annette Karmiloff-Smith de la Universidad de Londres, realizó un estudio al respecto y según sus conclusiones, los dispositivos electrónicos aportan a los niños importantes beneficios. Aconseja utilizarlos en su educación porque sostiene que deben formar parte del medio ambiente del bebé, desde su nacimiento ya que esto contribuiría a un aprendizaje más rápido.

Annette Karmiloff-Smith ve a estos aparatos como positivos, dado que estimulan la curiosidad por la presencia de sonido y movimiento.

“No tiene nada de malo, si no por el contrario, poner en contacto desde temprana edad a nuestros niños con la tecnología para que se familiaricen con las herramientas que seguramente utilizarán en algún momento”, asegura.

Con esto no estamos diciendo que el resto de los juegos clásicos que brindamos a nuestros bebés deben desaparecer, sino que las tablets y demás dispositivos son un complemento que puede contribuir en mucho. La apertura neuronal de los niños es inmensa y no debemos limitarnos en nada.

Lo más importante, es utilizar la tecnología como una herramienta de interacción que al mismo tiempo sirva para generar una comunicación, pero también es cierto que para lograr esto cualquier juguete puede cumplir con la misma función.

El uso debe ser para el juego y durante un período corto que no debe exceder los 10 o 15 minutos como máximo.

Conclusión: La prudencia es lo primero que debemos tener presente. Y aunque algunos estén muy en contra y otros demasiado a favor, los que eligen el término medio consideran que el uso debe darse siempre en un contexto de interacción con otra persona. Las relaciones son fundamentales para los niños y utilizar la tablet para jugar y mirar imágenes o escuchar sonidos con mamá, papá o hermanos, puede ser muy didáctico y entretenido para un bebé, pero también lo es manipular objetos.

“En la variedad está el gusto”, dice el refrán.

Y la mejor enseñanza que podemos extraer de todas estas teorías es que no podemos alejar a nuestros niños de la tecnología, pero tampoco hacer de ella el sustituto de la atención que como padres debemos brindarles.

¿O acaso cuando nosotros fuimos bebés tuvimos necesidad de una tablet?





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste