Inicio       -> Buenos Hábitos <-       Historias de vida       Remedios Naturales       Recetas Saludables       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Curiosidades

Así es como debes usar el Apio para cargar de energía tu cuerpo y mente.
Por Guru en Enero del 2019 en Buenos Hábitos

Seguinos en Pinterest

Quienes siguen dietas para adelgazar o quienes simplemente quieren perder algunos kilos para alcanzar un peso saludable, tienen la posibilidad de optar por un vegetal con tan sólo 10 calorías por cada 100 gramos y que se constituye en un 95% por agua: el apio.

Tiene efecto diurético y elimina el exceso de agua en el organismo, algo que se traduce, en pérdida de peso. Ideal para quienes sufren de edema.

El apio también se recomienda a los diabéticos, por su baja concentración en azúcar.

Los romanos y los griegos, ya utilizaban apio para aromatizar sus comidas e incluso como objeto de adorno, pero recién en la edad media comienza a formar parte de las comidas diarias.

Además, el apio brinda saciedad por su volumen y por su concentración en fibras. Una porción de 100 gramos de apio aporta 1,6 gramos de fibra. También constituye una excelente fuente de potasio y vitamina C, al igual que ácido fólico.

Las hojas de apio son la parte más nutritiva de este vegetal porque allí se concentra el calcio, el hierro, el potasio, el betacaroteno y la vitamina C. No dudes en integrar las hojas a tus sopas, ensaladas, guisos y otras comidas.

Las semillas de apio contienen una sustancia llamada “apigenina”, un antioxidante con efectos anticancerígenos. Asimismo, hacen un aporte importante en luteína, otro antioxidante de la familia de los carotenoides.

Dos estudios de la Universidad de Illinois, demostraron que gracias a la luteína, un flavonoide muy potente, se reduce el crecimiento de las células cancerígenas, especialmente en el páncreas. Otro estudio sugiere que el consumo regular del apio, podría retrasar de manera significativa la formación de células nocivas en los senos.

¡De pocos vegetales podemos aprovechar absolutamente todo como es el caso del apio!

Descubramos qué otros beneficios obtenemos de este alimento tan versátil.

1) Reduce la inflamación.

El apio es un antiinflamatorio natural. Si sufres de dolores articulares, infecciones pulmonares, asma o acné; comer apio te ayudará a sentirte mejor. Por medio de sus compuestos antiinflamatorios, el apio combate los dolores crónicos.

2) Reduce el estrés.

El apio puede ayudarte con el estrés. Los minerales presentes en este vegetal, especialmente el magnesio (11mg por cada 100g), ayuda a reducir el estrés. El aroma de los aceites esenciales, calman el sistema nervioso.

Y no sólo beneficia al sistema nervioso, sino que también ayuda a mejorar la calidad del sueño.





3) Mejora la digestión.

Hay quienes definen al apio como “agua crocante” y es por esto que es tan beneficioso para el sistema digestivo. Sus grandes cantidades de agua, combinadas con las fibras insolubles, son una excelente alternativa para facilitar el tránsito intestinal. El apio es al mismo tiempo, un probiótico natural que contribuye a mantener el crecimiento y la proliferación de las bacterias que inhiben la inflamación.

Importante: las personas afectadas por diarreas, deben evitar el apio precisamente por este mismo motivo.

4) Aportan sodio.

El apio, es un vegetal muy rico en sodio, lo que le brinda un sabor ligeramente salado. El sodio del apio es orgánico, natural y esencial para la salud y por lo tanto, adaptado a los seres humanos, al contrario que la sal refinada que consumimos habitualmente.

5) Protege la vista.

Una rama gruesa de apio puede aportar hasta el 10% de las necesidades diarias de vitamina A. Esta vitamina protege los ojos e impide la degeneración de la vista ligada a la edad.

6) Reduce el colesterol LDL.

Los “ftálidos” del apio, una sustancia natural que actúa sobre la mucosa gástrica, ayudan a la eliminación del colesterol “malo”, aumentando la secreción de los ácidos biliares del hígado. Un aumento de la secreción de los ácidos biliares, permite una mejor eliminación de la bilis, favoreciendo la digestión y la absorción de las grasas alimentarias y del colesterol.

Una investigación de la Universidad de Chicago, reveló que sólo dos ramas de apio al día pueden reducir hasta 7 veces el colesterol malo (LDL).

7) Disminuye la presión arterial.

Los “ftálidos” del apio, también desempeñan un rol a la hora de disminuir la presión arterial, relajando las paredes de los vasos sanguíneos, permitiendo a la sangre circular normalmente. La medicina tradicional china, fomenta el consumo diario de apio para reducir la presión arterial.

8) Afrodisíaco natural.

Esta planta fue utilizada durante mucho tiempo como afrodisíaco natural. Muchos estudios demostraron que las ramas de apio aumentan la producción de testosterona, la hormona sexual masculina, al mismo tiempo que favorecen la liberación de androsterona.

9) Limpiador natural de los dientes.

El apio es un arma segura contra las baterías nocivas de la boca que contribuyen a las enfermedades de las encías, las caries y la acumulación de placa dentaria.

Masticar apio lleva un tiempo y esto supone mayor producción de saliva que ayuda a evitar las caries.

10) Refuerza el sistema inmunológico.

Una de las principales vitaminas que se destacan en el apio, es la vitamina C. Contiene más de 2mg de vitamina C por tallo, lo que lo convierten en una excelente manera de consumir esta vitamina, sobre todo en forma de jugo. La vitamina C es importante para el sistema un inmunológico sano y actúa como antioxidante, ayudando a erradicar los radicales libres y prevenir las mutaciones de ADN, que pueden eventualmente desarrollar enfermedades graves.

¿No te parecen suficientes razones para consumir este vegetal delicioso y económico, que siempre encontramos disponible?

¿Te gustaría probar una receta en la que incluimos apio y otras hortalizas que también aportan nutrientes?

¡Esta crema de calabaza, zanahoria y apio te va a encantar! ¡Y además, es super fácil!

Ingredientes:

- 400gr de calabaza.

- 200gr de patata.

- 2 zanahorias.

- 1 rama de apio.

- 1 puerro.

- 1 pizca de jengibre fresco.

- Jugo de 1 pomelo/toronja.

- 1 litro de caldo de verduras.

- Trocitos de pan tostado.

- 1 diente de ajo.

- 1 puñado de perejil fresco.

Preparación:

- Hornear la patata, la calabaza y la zanahoria hasta que estén tiernas.

- Freír en una cucharada de aceite de oliva el puerro, el apio y el jengibre picados.

- Agregar las verduras horneadas y seguir cocinando junto con el jugo de pomelo/toronja.

- Por último, agregar el caldo, salpimentar y cocinar 15 minutos más. Pasar todo a la licuadora y licuar hasta obtener una crema.

- Dorar en la sartén los trozos de pan y servir con la crema, rociando con ajo y perejil picados.

¡Comparte los secretos y beneficios del apio!





Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico ante cualquier duda que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste